Información específica en el ámbito de la salud

La baya de maqui es de color púrpura oscuro y se desarrolla en su estado silvestre en los bosques del sur de Chile y Argentina. Los indígenas mapuches del sur de Chile han consumido el maqui por cientos de años y se han mantenido como los más grandes cosechadores de esta fruta en el mundo. Aunque la búsqueda de información de esta baya ha sido mínima hasta estos días, se presenta como la superfruta antioxidante. El maqui es cultivado en la región patagónica chilena y  se cosecha una vez al año. Al igual que otras frutas, las bayas ubicadas en la zona ecuatorial o en las regiones árticas tienden a ser más poderosas y con niveles antioxidantes más altos que aquellas cultivadas en otras áreas. El maqui se desarrolla en el árbol denominado Aristotelia chilensis. El árbol propiamente tal pertenece a la familia de la Elaeocarpaceae y se desarrolla en Sudamérica, básicamente en Chile y Argentina. La fruta no es distintiva en esencia, no obstante, es deliciosa.